sígueme por Correo

Lo Último

Historia del Caserío El Potrero de Baragua

El Potrero de Baragua fue fundado por los esposos Juan Bautista Rodríguez y Juana Presentación López de Rodríguez, no se tiene una fecha exacta de su fundación, ya que antes fue habitado por indios[1], sin embargo el señor Martín Camacho habitante de Baragua nos afirma que el potrero de Baragua se fundó en el año 1875.
Los fundadores antes mencionados vivían en la casa que actualmente es llamada “Casa Grande o “Casa de Teja “y se dedicaban a la crianza de ganado Caprino, porcino y a la agricultura, trabajaban la loza elaborando los budares, ollas de arcilla y tinajas, hacían paledonias, roscas, conservas de leche de cabra, tejían capelladas para alpargatas, chinchorros de la fibra de la planta del cocuy y hamacas de hilo.
"Caserío El Potrero de Baragua"
Ubicación
Esta comunidad se encuentra ubicada geográficamente bajo los siguientes linderos:
Norte: con el rio Baragua
Sur: Con el Caserío Persia
Este: Con El Cerro El Cristalino
Oeste: caserío Ojo de Agua
Se encuentra esta comunidad a 3.5 kilómetros de la población de Baragua, la Capital de la Parroquia Xaguas.
Censo Demográfico y Vivienda
Cuenta con una población de 82 personas, existen 19 casas, de bahareque la mayoría con techo de zinc, sólo 2 tienen techo de tejas.
Paisajismo
El paisaje es xerófilo, de clima cálido y escasez de lluvias, produciendo el principal ciclo de pluviosidad, en los meses de septiembre y octubre, cuando las quebradas y el río permanecen con caudales importantes.
Servicios Públicos
Acueducto. Actualmente, cuenta esta comunidad con un acueducto que aún no está en funcionamiento, que fue hecho por los mismos Habitantes con recursos destinados al Banco Comunal, y que aún esperan por la ayuda gubernamental para seguir con la etapa faltante para su culminación, hoy día se surten de agua a través de una represa que depende de las lluvias para su llenado y desde allí la traen a través de mangueras hasta la comunidad ya que se encuentra a unos dos mil metros de distancia de esta.
Electricidad. Cuenta con electrificación, que aún requiere de ampliación de sus redes.
Religión. Los habitantes de esta comunidad son católicos, tiene una capilla dedicada y la patrona, La Virgen del Carmen que celebran todos los años el día 16 de julio, y fue construida en abril de 1998.
Vías de penetración. Están en regular estado;
Educación. No existe escuela debido a que no hay matrícula suficiente, Sólo hay nueve estudiantes de primaria y cuatro de secundaria que son trasladados hasta la escuela de Baragua en un transporte que paga el Estado.
"Baragua"Actividad económica. La actividad principal es la cría de ganado caprino en la modalidad extensiva, que desarrollan con mucha dificultad debido a los largos períodos de sequía durante el año y la escases de plantas forrajeras y cultivos de pasto, por lo que los habitantes hombres y Algunas mujeres y hasta adolescentes, tienen que recurrir a los finqueros, a prestar sus servicios como jornaleros en labores de cultivo, mantenimiento y cosecha de producción hortícolas entre los meses: enero y agosto (8 meses) y el resto del año permanecen cesantes.
RIO DE BARAGUA PASO EL POTRERO DE BARAGUA

Tenencia de la tierra. Los habitantes de esta comunidad carecen de tierras aptas para el cultivo, ya que las tierras productivas que son las vegas del rio están en las manos de dueños de carácter privado.
Los habitantes de esta comunidad son diestros en labores hortícolas. Gracias a ellos los dueños de las plantaciones, han logrado engrosar sus capitales, la cría de ganado caprino que es su tabla de salvación en los meses críticos no les proporciona las ganancias requeridas ya que carecen de técnicas que les permita desarrollar un sistema económico rentable Por las razones aquí expuestas consideramos justificable la propuesta del proyecto Formativo Para El Desarrollo Endógeno Para esta comunidad.
Dulcería. En la actualidad se elaboran dulces de leche de cabra por las señoras Ciria Chavier y Yolanda Acosta
Artesanía. Se elaboran piezas de loza, por la señora Críspula Acosta
Tejido. La señora Dominga de Acosta elabora el tejido de hamacas
De igual manera se fabrica el queso de cabra

TRADICIÓN ORAL
Mitos y Leyendas
Tesoros enterrados
Cuentan los vecinos de esta comunidad que en la zona de Baragua existe un entierro, donde el difunto, sale y habla con las personas y les pide que lo saquen de pena, pero con una condición: que tienen que ir tres personas, de las cuales una será la beneficiaria del tesoro, que está allí, las otras dos personas, una muere y la otra enloquece.
Las Legiones:
Según cuentan que son tres mujeres de ultratumba que caminan en las noches por los viejos caminos de Baragua, que han sido vistas y oídos sus murmullos conversatorios, por varias personas.
El muerto que bebe agua en la tinaja de Chiquín
Se trata de un fantasma vestido de blanco, según cuentan, que en las noches camina por sobre caminos ya perdidos y llega a la casa de Chiquín, abre la puerta, entra, toma la totuma y bebe agua de la tinaja, sale cierra la puerta y sigue por los caminos viejos.
Una Luz en las copas de un curarí
Según la tradición oral, en esta comunidad se trata de una luz que se refleja en las ramas de un árbol de curarí y cuentan que fue un señor quien echó unos cobres negros en un cacho de vaca y los introdujo en una rendija del árbol y por tiempos de cuaresma dicen los narradores orales que se refleja la luz.
Los Niños que retozan en la Playa
La tradición oral cuenta que desde un sitio cercano a las casas de la comunidad, salen unos niños que atraviesan la playa donde está el caserío retozando, de manera que se combinan gritos y risas de los niños fantasmas.
El silbador
Es una especie de pájaro fantasma, que en las noches acompaña a los que andan a pie o bicicletas por esos caminos rodeados tunas y cujíes.
El hachador o Leñador
Se oye en el silencio de las noches, en el bosque xerófilo, el fantasma que golpea los troncos con el filo del hacha, y el sonido del golpe se extiende a través del eco, así lo caracterizan los narradores populares. Hay testimonio de personas que afirman haber visto en las noches tumbando un árbol y hasta lo ven caer, y el día siguiente van a ver y el árbol está en pie
Cuentos populares
Jilote
Jilote era un muchacho torpe y perezoso que prefería estar siempre en reposo no importándole lo que a su alrededor sucediera: un día la mamá lo mandó en el burro a cortar leña, y la señora pensó que se había ido cuando comenzó a llover y exclama con ferviente preocupación por su hijo; ¡ah mundo, mi pobre hijito! se estará mojando… dígame si le hace daño la lluvia. Pero de pronto, oye la voz de Jilote desde el cuarto, cuando le dice: “No mama yo estoy aquí acostao”.
Otro día se fue en burro a buscar leña y al regresar le dice a su mamá: “mama abajo del cují ahonde corté la leña tá’ una chirgua llena de morocotas”, la madre responde con asombro Pero, ¿Hijo, porque no te la trajiste? Por lo que Jilote contesta con voz pasmada: “no mama, lo que va se pa’ uno, a la casa le llega”. Unos vagabundos oyeron aquella conversación entre Jilote y la madre, y deciden ir por la chirgua, y en efecto la consiguen en el sitio indicado por jilote, pero al destaparla se encuentran con un enjambre de colmenas, en vez de morocotas por lo que estallan en maldiciones en contra de Jilote, la tapan de nuevo, y optan por llevársela para lanzársela a Jilote por la ventana del cuarto donde dormía en la noche. En efecto cuando estaba ya dormido, los vagabundos se la aventaron por la ventana, como lo habían planeado, pero la sorpresa fue que en vez de colmenas, al estallar la chirgua salieron morocotas, por lo que Jilote despierta con ruido del “tililín” de las morocotas, y le dice a la madre: no le dije mama que lo que va se pa’ uno a la casa le llega.

[1] Según la tradición referida por algunos historiadores se dice que la zona de Baragua fue habitado por indios Xaguas, pero las investigaciones que se han venido haciendo y, que parten del Diario del Alemán Nicolás Federmann, denominado: “La Historia Indiana”, primer conquistador que pasó por estas tierras en el año 1530, nos revelan que todo el municipio Urdaneta y por su puesto la zona baragueña estuvo habitada por indios ayamanes. (nota de R.Ch.)

Cortesía:  santaines.globered.com

Agua Clara, Falcon

Tras un penoso recorrido bajo un inclemente Sol y en una carretera de tierra, se ubica la localidad de Agua Clara.
Si bien el viaje fue difícil en gran parte de sus tramos, me permitió conocer a fondo los contrastes de la sierra falconiana, una pequeña cadena montañosa que separa la costa del resto del país.



"Agua Clara, Falcon"
Como dije en apartados anteriores, los pueblos y caseríos de Falcón se encuentran diseminados a lo largo de esta serranía sin un orden aparente; es así como en el flanco Sur, donde se encontraban los pueblos de Tupure, Tupurito, Pico e'Gallo y Purureche, están conformados por tierras áridas pero con ralos de vegetación propia del bosque tropical, más que todo en las riberas de los riachuelos y arroyos que fluyen por la serranía. 

A medida que ascendemos por estas montañas aparece los cardones unidos a pastos altos y a especies de arbustos que se han adaptado a la carencia de lluvias durante largos períodos; pero este paisaje va poco a poco siendo influenciado por la mano del hombre que en algunos casos deja obras maravillosas como el Santuario de la Virgen del Valle en el sector de Piedra Grande, pero en otros casos sencillamente destruye y desequilibra los paisajes


"Capilla de la Virgen del Valle"
Capilla de la Virgen del Valle

Al iniciar el descenso de esta cadena montañosa con dirección hacia el norte nos encontramos con grandes planicies de vegetación seca, con poca circulación de aire y con grandes limitantes en cuanto fuentes de agua; sin embargo, este paisaje desértico guarda sus secretos y de algún modo, tiene su atractivo para los que estén interesados en conocer el pasado prehistórico del país.


Hay varios pozos de aguas termales y sulfurosas en esta vía, algunos ya son explotados turísticamente, otros son un misterio para los viajeros. Llaman también la atención las famosas Líneas de Cuarzo del sector El Curandero, las cuales semejan, según aquellos que han tenido la suerte de verlas desde el aire, una gran estrella, la diversidad de fragmentos de huesos y fósiles de épocas prehistóricas que son motivo de investigación científica y que fácilmente se pueden apreciar en algunos tramos del camino.


"Pozos de aguas sulfurosas"
Pozos de aguas sulfurosas cerca del sector El Curandero


"Agua Clara"
Paisaje desde la carretera hacia Agua Clara

"El Curandero"
Líneas de Cuarzo de El Curandero

La llegada al pueblo de Agua Clara está marcada geográficamente por el río del mismo nombre, tengo entendido que estas aguas son traicioneras ya que, pese a que al momento de mi llegada al pueblo era poco menos que un arroyo, en época de lluvias ha llegado a inundar parte del pueblo.


"Río Agua Clara"
Río Agua Clara, al fondo nótense los diversos estratos de rocas en las montañas, son estos estratos el motivo de investigación arqueológica y paleontológica


Panorama del lugar

"Carretera"
Detalle de la carretera

La localidad está prácticamente escondida y alejada de todo. No existen calles en Agua Clara, estas no son más que trazados de tierra pisada que con mínima brisa son una polvareda y con mínima lluvia un lodazal. 


"Primera casa de Agua Clara"


Primera casa de Agua Clara 

"principal del pueblo"
 Detalle de las casas y vía principal del pueblo


El pueblo se sostiene gracias a la ganadería caprina y una incipiente producción de maíz. Llama la atención ver los dos campanarios de la iglesia, el primero se sostiene por unos pilotes de caña que evidencia cómo se construyen las casas en esta localidad, este campanario fue arrasado por el río Agua Clara en una de sus inundaciones.


"Ganado caprino"
Ganado caprino en una de las haciendas del sector


 "Antiguo campanario de Agua Clara"
 Antiguo campanario de Agua Clara


"Campanario"
 Nuevo campanario, aún en construcción



Detalle también a resaltar que justo donde se ensancha el cauce del río, hay una pequeña represa la cual puede ser atravesada a través de un puente artesanal de cuerdas.


"Puente sobre el embalse"
Puente de cuerda sobre el embalse


"Represa de Agua Clara"
Represa de Agua Clara


Existe también una escuela, la cual sino me hubiera sido identificada por uno de los moradores, hubiera pensado que era una casa más de Agua Clara.


"Escuela"
Núcleo escolar del pueblo


Me quedo en el pueblo a pasar la noche, mañana retorno al Sur del estado Falcón no sin antes recomendar este pueblo a todos aquellos que disfrutan del pasado arqueológico "in situ" y prácticamente, hoy día, en vivo. 

  "Tardes de chivos"
Atardecer en el pueblo


Cortesía:   bitcoraymemoriasblogetmmoires.blogspot.com

Rio Tocuyo, Lara

Viniendo por la carretera Panamericana, muy cerca de la entrada a Arenales, lo primero interesante que uno encuentra es Puente Torres, ubicado a escasos 4 kilómetros del inicio de la carretera.


Hay dos puentes, ambos de hierro y sobre el Río Tocuyo. El antiguo es del tipo "colgante". 

En todo caso, justo después del puente (el nuevo, el antiguo ya no se usa) hay un caserío de agricultores. La vía sigue hasta San Pablo, esta era la antigua carretera que unía a Barquisimeto con Carora, varias lugareños  dijeron que carretera está muy mala y que casi nadie la usa, además que no hay ningún pueblo por allí. 

"Rio Tocuyo, Lara"
 De Barquisimeto a Maracaibo se sale por Pavía siguiendo hacia San Pablo, es una carretera muy solitaria y se ven algunos caseríos abandonados.


Páramo de La Culata

Luego de un transitar por el páramo de La Culata y visitar pequeñas aldeas que se disgregan en la amplitud paramera, existe una troncal que nos conduce hacia Las Piedras y Pueblo Llano. Seguimos esta carretera sinuosa que se remonta poco a poco entre verdes paisajes de montaña, donde vemos los campos de cultivo de hortalizas y potreros de pastos tiernos donde abunda el ganado de leche. Al final del ascenso, después de 8 kilómetros de recorrido, llegamos al borde de la meseta donde se asienta la población, a 2.168 metros sobre el nivel del mar.

El pueblo, de casas coloniales con viejos tejados manchados por los líquenes, respira lozanía y frescura a lo largo del día. El sol, saliendo a ratos entre la neblina, comienza a calentar las frías paredes de las casas. Es completamente llana la parte baja del pueblo, haciendo honor a su nombre.


"Montañas merideñas"Aquí se encuentra la plaza y en sus alrededores la Alcaldía, la Iglesia, la Casa Cural y una sucursal bancaria. La plaza está siendo remozada actualmente en sus caminerías y pisos que han sido reemplazados por unas lozas relucientes en terracota esmaltada.
La iglesia, de estructura sencilla, posee una fachada lisa decorada con molduras imitando frisos y pilastras. Culmina con un frontis triangular en la parte alta en donde se apoya una cruz de hierro. El templo está bajo la advocación de la Santísima Trinidad. En su altar, iluminado por la luz natural que penetra por las ventanas sobre el ábside, se observa una imagen de la Santísima Trinidad en el centro, acompañada de la Virgen del Carmen y San José.

El edificio de La Alcaldía, situado en una de las esquinas de la plaza, también fue muy bellamente restaurado por el Gobierno de Mérida y sus obras concluyeron en enero de 1999. Es una construcción de dos pisos, dentro del estilo rústico de las nobles casonas andinas del pasado.


 En su interior, de agradable sencillez, se encuentra un patio central rodeado de corredores que dan acceso a las distintas oficinas gubernamentales. Llama la atención los pisos de la parte superior y toda la armazón de madera de samán del recinto, traída desde Barinas y Guanare. Los pisos rústicos en loza de terracota y los muebles en caoba oscura complementan la decoración.
"Cumbres andinas"
El pueblo consta de dos calles principales longitudinales que corren en sentido este-oeste, Sucre la de subida y Bolívar la de bajada, cortada por perpendiculares, siguiendo el modelo de cuadrícula española. Una cuadra arriba de la plaza hay algunos establecimientos comerciales, como farmacia, restaurantes, ferreterías, tiendas de ropa y una posada colonial de reciente construcción. 


Hacia la parte sur del pueblo se encuentra un estadio de béisbol con graderías, en donde se estaba jugando un partido de softball del equipo local, en contra de la representación de Santo Domingo. Este deporte es muy popular en los pueblos del páramo, lo cual es motivo de asombro para algunos visitantes. Es una pequeña muestra de nuestra pasión por el béisbol.

Hacia el norte, sobre una pequeña meseta, se encuentra el cementerio de la población. En el altozano del pueblo hay una simpática plazoleta donde se unen las dos calles principales, desde allí se columbra todo el valle del río.


Pueblo Llano ha crecido mucho en los últimos años debido al auge de los cultivos de papa y hortalizas, siendo actualmente la segunda población del páramo merideño con 8.535 habitantes. Pueblo Llano tiene un hospital el cual es un modelo para la región, por sus excelentes instalaciones y la atención médica que allí se brinda. Además, los jóvenes se pueden preparar allí, sin necesidad de emigrar a otros pueblos, pues tiene un liceo y una casa de la cultura donde funciona una biblioteca.

En todo el pueblo se palpa inmediatamente la prosperidad alcanzada por esta comunidad de vocación agrícola que trabaja muy duro en sus campos para generar riquezas. Los campos de cultivo arrancan desde los linderos del pueblo, suben por las laderas de los cerros y se pierden entre la fría niebla de los páramos. Al lado de la agricultura tecnificada, también se observan las técnicas tradicionales con el arado de bueyes.

"Cultivo de hortalizas en pleno riego"
La gente del lugar es bastante amable, comunicativa y servicial. Aquí el turismo todavía no ha contaminado a las personas con el afán de hacer dinero fácil. La niña no nos acepta una propina por su amable servicio.

Pueblo Llano es un emporio agrícola del estado Mérida, en donde se produce más del 70% de toda la papa y la zanahoria de Los Andes.
Saliendo del pueblo hacia la parte oeste se encuentran los principales campos de cultivo. Es una ruta muy bonita en donde nos encontramos con casas y aldeas diseminadas en un valle bastante amplio, regado por la quebrada la Capellanía. 


Al lado de la carretera se encuentran los depósitos de papa y los lavaderos de zanahoria que será llevada a los mercados de todo el país. Esta carretera fue el camino que seguimos desde Timotes, atravesando los Páramos de la Estrella y La Culata.


Como dato curioso, Pueblo Llano fue fundado, según una inscripción que encontré en la Alcaldía, por el mismo fundador de San Cristóbal, Don Juan de Maldonado y según los anales del pueblo, fue un lugar de encomiendas durante la época colonial.



"Páramo De la Culata"Saliendo de Timotes para atravesar el Páramo de La Estrella



"Cultivos de hortalizas"Cultivos de hortalizas en el páramo La Culata



"Pueblo Llano, Mérida"En la distacia y disgregada, Pueblo Llano



"Posada turística"Posada turística a pocos kilómetros de Pueblo Llano



"Bolívar en Los Andes"Bolívar en Los Andes




Cortesía:  bitcoraymemoriasblogetmmoires.blogspot.com



Acequias, Mérida

Transitando por la misma vía en la que accedimos al pueblo de San José del Sur, pero esta vez en retorno hacia la ciudad de Ejido, hace su aparición un pequeño pueblo enclavado en la cordillera andina merideña. Se trata de Acequias, tierra de raíces tan ancestrales como los primeros pobladores de Venezuela, testimonio de ello son las ruinas de Mucuño, no muy distantes del emplazamiento de la actual aldea.

Según las leyendas locales, estas tierras sólo pudieron ser arrebatadas a los aborígenes por la misma naturaleza; sin embargo, la Acequias actual es un pueblo que no dista mucho de las antiguas tradiciones, parece sacado de un libro de historia y sus pobladores seres mitológicos perdidos ya en los recuerdos de las nuevas generaciones.
"Acequias, Mérida"
De clima frío y seco, desde la parte alta de este pueblo se pueden divisar las cumbres 

andinas; es muy fácil identificar a los picos Bolívar y Humboldt. En el punto carretero más alto en esta vía, es posible incluso distinguir la zigzagueante carretera transitada y el camino a tranistar para llegar a Ejido y Las Gonzáles.

La principal actividad esconómica de Acequias es, como en la mayoría de los pueblos andinos, el agro; con la diferencia que aquí existe una cultura de conservación y perfecto mantenimiento y gestión de las tierras que hace destacar a esta colectividad de las demás.
"Vista del cerro Tierra Negra"
El pueblo se desarrolla en torno a la iglesia en honor a San Pedro y es esta la estructura más alta de toda la población. Otra cosa que hay que destacar es el sistema de distribución de las aguas en el pueblo, este nos remite a la cercana Laguna Perdida, fuente hídrica nutrida por un sinnúmero de pequeños riachuelos y afluentes y cuyos canales naturales de irrigación drenan y surten a casi todas las casas del sector.


El pueblo cuenta también con cómodas instalaciones para el descanso y reposo en las que es posible degustar de una típica comida andina. Mención aparte merece la calidez de la gente que habita estos lares y, para cerrar con broche de oro, existe también una pequeña instalación que se dedica a la conservación del acervo histórico de los pueblos montañeros de Mérida, es el subvaluado Museo de los Objetos Antiguos y es una institución seria y que 

"El imponente pico Bolívar"es directamente administrada por la Corporación Merideña de Turismo, en este museo se atesoran invaluables objetos que formaron parte de la cotidianeidad de estas tierras, en su interior también existe un minucioso registro del archivo del pueblo y una pequeña colección de piezas de oro aborígenes. De acotar que, está prohibido tomar fotografías porque las luces que emiten las cámaras pueden dañar las sensibles muestras allí almacenadas


"Carretera San José del Sur - Acequias"
Tramo de la carretera San José del Sur - Acequias


"El Pico Humboldt"
El Humboldt


"Vista de Acequias"
Vista de Acequias desde la distancia


"Ruinas de Mucuño"
Ruinas de Mucuño y su pequeño microbioma de xerófilas


"El antiguo horno"
El antiguo horno utilizado en tiempos coloniales, cerca la segunda estación de trabajo


"Todas las casas son blancas"
Uno de los aspectos que resalta en el pueblo es que todas las casas son blancas


"Mercado Público del pueblo"
Mercado Público del pueblo, trabaja solo los domingos


En sus calles es destacable el ornato y aseo


"Laguna Perdida"
Laguna Perdida

Laguna Perdida a las dos de la tarde


Cortesía:    bitcoraymemoriasblogetmmoires.blogspot.com

Uriche - El Desecho, Lara

Este es un caserío integrado por diez casas de barro y bloque. Lo único moderno del pueblo es la iglesia la cual está dedicada a San Juan.
Sus calles son de tierra e imagino que cuando llueve se debe hacer un pantanal. Los urichenses son muy orgullosos de sus logros y reciben muy pocas visitas, también resalto que son súper cordiales y hacen mucho alarde en que hace poco concretaron su servicio eléctrico.

Allí es muy frecuente la cría de chivos pero domésticamente; su agricultura es incipiente por la misma aridez de las tierras.

Evidentemente su nombre es poco común y proviene de un cacique que vivió en estas tierras.

Unos kilómetros más adelante aparece un pueblo cuyo nombre es bastante curioso, se trata de El Desecho. Aquí llegué poco después de mediodía ya que decidí almorzar con una familia de Uriche.


El Desecho es también un caserío, anteriormente lo catalogué como pueblo porque es más grande que Uriche y además es mucho más organizado.

Su iglesia es lo más resaltante y se erigió en honor a la Virgen del Carmen.

Al igual que Uriche, a El Desecho poco lo favorecen las vías de comunicación. Además de ser carreteras totalmente destapadas, es poco el mantenimiento que se les hace y es raro porque están en las periferias de la capital municipal.


Decidí quedarme en El Desecho a descansar porque sinceramente poco me gustó la carretera y oscureció muy rápido como para regresar a Siquisique.

"Uriche"
 Detalle de Uriche

"San Juan de Uriche"
 Iglesia local

"El Desecho"
 Carretera hacia El Desecho

"El Desecho, Lara"
 Acceso principal a El Desecho

 Iglesia y plaza sin nombre de El Desecho

"Casas de El Desecho, Lara"
Detalle de la arquitectura de por estos lares




Cortesía:   bitcoraymemoriasblogetmmoires.blogspot.com

El Espejo, Lara

Logré el cometido que me había impuesto. Alcancé el final de la carretera, mejor dicho, de la trocha de Siquisique.
A 20 kilómetros de El Desecho, hacia el suroeste del municipio Urdaneta, se encuentra el último poblado de esa vía bautizado bajo el nombre de El Espejo.

El Espejo en sí es otro caserío más en la ruta Siquisique - Río Tocuyo.

Está rodeado de colinas y aunque sus accesos son bastante deficientes, sus habitantes tratan de mantener el orden y la demarcación de sus propiedades, de los bienes de la población y de las vías de comunicación.

Cuenta El Espejo con una pequeña iglesia moderna y en muy buen estado; al frente de esta se encuentra la plaza Bolívar, tal vez la más pequeña que haya visto pero bajo mi criterio, es un homenaje grande al padre de la patria de parte de un pueblo tan pequeño.

Lo que sí destaco de El Espejo es su ubicación; como está un poco elevado permite visualizar algunos parajes llamativos.

Considero que Urdaneta tiene potencial a explotar con cultivos propios de tierras áridas y en el caso eventual de que aquí no se de nada, pues trabajar con el ganado caprino y así los ingresos servirían para cubrir precariedades, sobre todo en el aspecto vial.



"El Espejo, Lara"
 Tramo vial entre El Desecho - El Espejo

"El Espejo, Lara2"
 El Espejo visto desde la carretera

"Casas de El espejo, Lara"
 El entorno rural es lo más predominante de estas tierras, aquí una muestra de la mayoría de las casas de El Espejo

"Iglesia y Plaza Bolivar"
 Iglesia y plaza Bolívar

"Siquisique"
Retornando a Siquisique




Cortesía:    bitcoraymemoriasblogetmmoires.blogspot.com


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...